La importancia del agua en nuestra salud oral

El consumir agua potable todos los días tiene un beneficio no sólo para la boca, sino para la salud en general.

Cuando nos encontramos fuera de casa, en concreto durante el calor que tenemos en verano, es mejor consumir agua natural que recurrir a las bebidas azucaradas ó bebidas deportivas. Estas bebidas están cargados de azúcar, que contribuyen al desgaste del esmalte de los dientes. Y por si fuera poco, añadimos calorías innecesarias a nuestra dieta.

Con una buena hidratación, nuestro cuerpo trabajará más eficientemente.

¿Sabías que nuestras glándulas salivales producen saliva de uno a dos litros por día? Y que la saliva es aproximadamente el 98 % de agua?

Tu dentista te puede decir más sobre  la importancia de tener una salivación adecuada para tener una buena salud oral. La saliva ayuda a humedecer los alimentos para que podamos comerlo, y al mismo tiempor nos ayuda a tragar la comida. Las enzimas en la saliva ayudan a descomponer los almidones, comenzando el proceso de la digestión antes de la comida.

Incluso cuando no estamos comiendo, la saliva circula por la boca recogiendo los restos de comida, glóbulos blancos y células de las bacterias, ayudando a mantener nuestras mejillas, lengua, dientes y encías sanos.

Es muy importante mantener tu cuerpo hidratado, especialmente durante los meses cálidos cuando es muy fácil perder la humedad a través de la sudoración y la exposición al calor.

¿Tienes alguna pregunta que hacernos? 😉

 

A %d blogueros les gusta esto: