Implantología Guadalajara

Un implante dental es una raíz artificial hecha de titanio e instalada directamente en el hueso maxilar o mandibular. Una vez que se ha insertado el implante, debe pasar un período de 3 a 6 meses, para permitir que el implante se integre con el hueso a través de lo que se conoce como osteointegración.

 Después de lo cual se instalan las prótesis dentales fijas, es decir, la cápsula dental colocada sobre los implantes.

Ahora bien, tras la colocación de un implante, la supervivencia del mismo dependerá de cómo está la encía y el hueso que rodea, por eso es importante hacer controles y exploraciones.

La implantología hoy día está testada en un 99%. Poder sustituir un diente perdido por otro artificial es algo cada vez más normal.

En la Clínica Fuentes Quintana contamos con un protocolo de control para tratar de mantener ese implante muchos años en la boca de nuestros pacientes

 

¡Confía en tu dentista de confianza en Guadalajara!

Son más de 25 años cuidando la salud de nuestros pacientes