¿El agua de soda, es malo para los dientes?

El agua de soda, o bien, agua carbonatada, a menudo se percibe como una alternativa saludable a los refrescos. Sin embargo, los posibles efectos adversos sobre los dientes son significativos.

El proceso de carbonatación en el agua de soda produce ácidos, que pueden tener un impacto en los dientes.

Con un pH de alrededor de 3, el agua de soda es significativamente más ácido que el pH crítico de esmalte del diente, que es de alrededor de 5,5. El pH crítico de esmalte dental es el umbral máximo de acidez que un diente puede soportar.

Por lo tanto, la exposición a ambientes ácidos causados por el consumo de agua de soda debilita la estructura del diente, causando la capa de esmalte exterior a erosionarse. Esta erosión dental muy a menudo causa la sensibilidad, especialmente al comer o beber alimentos y bebidas frías o dulces.

Por otra parte, si el agua de soda está aromatizado, o se mezcla con algo algo dulce, no sólo es la erosión dental y la sensibilidad que está en riesgo. Estas adiciones muy a menudo tienen altos niveles de azúcar, lo que aumenta el riesgo de caries dental.

La erosión dental es muy común y puede ser difícil de manejar, así que se recomienda a medida de lo posible, evitar estas bebidas y sí las bebes que sea con moderación.

Procura tener a mano una buena pasta dental con fluor para que al cepillarte los dientes repongas los minerales perdidos. Igualmente, es aconsejable visitar regularmente a tu dentista para un buen control y evitar cualquier signo de erosión.

En Tu Implante Dental – Fuentes Quintana Odontólogos, estaremos encantados de atenderte. No olvides que es bajo cita previa.  

Síguenos

 

 

Fuente: www.smilesolutions.com

    UA-56307643-1
    A %d blogueros les gusta esto: