Que tu familia esté sana y luzca sonrisa

por | Mar 18, 2019 | Salud Dental

Que tu familia este sana y luzca sonrisa

Es muy importante que los padres enseñen buenos hábitos a sus hijos. Las familias pueden trabajar en conjunto para prevenir enfermedades bucales.

Uno de esos buenos hábitos están las visitas al dentista. En este post te daremos algunos consejos para que desde el más pequeño al más grande de la familia, puedan mantener una excelente salud bucal.

Los alimentos

Una dieta nutritiva y equilibrada es fundamental para mantener una buena salud bucal. Hacer una dieta rica en calcio y proteínas hará que los dientes estén protegidos y el esmalte se mantenga fuerte.

Debes saber que las caries dentales comúnmente son causadas por el consumo de alimentos y bebidas azucaradas. Esto no significa que no puedas consumir estos alimentos con moderación, sólo intenta no excederte. Evita los dulces y bebe mucha agua.

Uso de fluoruro

La función del fluoruro es ayudar a evitar que los dientes se descompongan y previenen las cariens tanto en niños como en adultos. El agua del grifo generalmente está fluorada, lo que significa que contiene suficiente fluoruro para ayudar a evitar que los dientes se deterioren.

Cepillarse los dientes adecuadamente

Es muchos de nuestros post hemos hecho mucho hincapié a la importancia de cepillarse adecuadamente los dientes. Si se cuidan los dientes desde temprana edad, esto ayudará a prevenir las caries y mantendrá sonrisas brillantes y hermosas.

Debes cepillarte los dientes de la siguiente forma:

Primero, coloca tu cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados con respecto a las encías. Luego, mueve suavemente el cepillo hacia adelante y hacia atrás en movimientos cortos. A continuación, cepilla las superficies exteriores, las superficies internas y las superficies de masticación de los dientes. Finalmente, para limpiar las superficies internas de los dientes frontales, inclina el cepillo verticalmente y realiza varias pinceladas hacia arriba y hacia abajo.

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día por dos minutos cada vez.

Llámanos para programar tu limpieza o examen.

Que tu familia esté sana y luzca sonrisa

¡Una boca sana es una boca feliz!

A %d blogueros les gusta esto: