El uso de las nuevas tecnologías contribuye a aumentar considerablemente las posibilidades de éxito de un tratamiento.

Uno de los avances tecnológicos que nos ha traído grandes beneficios es el del TAC. Esto se debe a que este aparato juega un papel fundamental a la hora de realizar un diagnóstico preciso y una buena planificación de un tratamiento bucal

El TAC dental o Tomografía Axial Computarizada de haz cónica es una técnica radiográfica, que utiliza rayos X para obtener imágenes de cortes o secciones, con estas imágenes tu dentista puede construir una imagen en 3D de los dientes, nervios, mandíbula y maxilares.

 

Con esta tomografía el dentista puede observar con mayor precisión el estado de la boca del paciente y de ese modo prever posibles inconvenientes en la realización de los diferentes tratamientos y dar un diagnóstico más acertado.

 

La radiación que se emite a través de este tipo de Tomografía Axial Computarizada es treinta veces menor a la que utilizan las Tomografías computarizadas  helicoidales y hasta un 90% menos en comparación con otros sistemas de escáneres médicos.

¿Para qué sirve el Tac Dental?

 

La obtención en el ordenador de la imagen 3D del TAC permite estudiar con mayor precisión y seguridad los casos de implantes, facilita posicionar tanto el implante como la futura pieza y visualizar el resultado antes de la realización del tratamiento.

El TAC dental se puede utilizar también para los siguientes casos:

. Tratamientos de ortodoncia.

. Cirugía ortognática y deformidades entofaciales.

. Tratamientos de periodoncia.

. Endodoncia.

. Diagnóstico de patologías en la ATM, apiñamientos dentales, ausencias dentarias, etc.

A %d blogueros les gusta esto: