Por qué la hidratación es buena para la salud dental

Desde pequeños, hemos sido educados que para tener y mantener una boca sana y reducir problemas dentales como caries y enfermedades de las encías, es indispensable cepillarse los dientes después de cada alimento y usar hilo dental. Y este hábito, es lo correcto. Pero aunado a ello es necesario el agua para la hidratación.

La boca, al igual que en todo el cuerpo, habitan los bichos, buenos y malos. El problema de tener estos organismos vivos en el cuerpo es que puede ocurrir un desequilibrio. Si la clase de bacteria es mala, superará a las bacterias buenas. La boca esta en un ambiente naturalmente ácido, esta es un área en la que la actividad bacteriana puede desequilibrarse fácilmente.

El agua potable no reemplaza el cepillado de dientes y el uso del hilo dental; sin embargo, es un complemento maravilloso y necesario para esos hábitos, porque limpia las superficies de los dientes y las pequeñas grietas de los desechos.

Si te deshidratas, el flujo de saliva disminuye.

La hidratación es importante y necesaria para que la saliva fluya adecuadamente, y un flujo de saliva adecuado es imprescindible para una boca sana. La saliva protege los dientes. Se diluyen los azúcares y otro residuo que podría aumentar la acidez.

Para mantener este flujo, bebe agua durante todo el día.

Todo son beneficios al beber agua todos los días.

Sonríe!!!

El 60% de nuestro cuerpo tiene 60% de contenido de agua. Perder la hidratación puede significar que los órganos no funcionen tan bien como deberían, la piel se seca y las reservas de energía son difíciles de mantener. El agua es esencial para nuestra salud dental
A %d blogueros les gusta esto: