Masticar mal puede dañar el cerebro

¿Te has parado a pensar que mantener una correcta sonrisa no es cuestión sólo de estética?

Masticar es un acto tan mecánico que no reparamos en si lo hacemos bien o no, pero masticar de forma incorrecta puede acarrearnos consecuencias negativas que deberíamos conocer.

¿Sabes que un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pisa desvela nuestra forma de masticar puede provocar cambios permanentes a nivel cerebral?

Las personas que tienen trastornos temporo-mandibulares presentan una asimetríaen la actividad de los músculos que intervienen en la masticación, a cual provoca una disminución de la actividad en determinadas áreas del cerebro. De hecho, los estudios epidemiológicos han desvelado que la pérdida de dientes antes de los 35 años es un factor de riesgo importante para padecer demencia o alzheimer en la tercera edad.

ÉSTA ES LA CLAVE:

Los investigadores creen que la asimetría mandibular causa problemas a nivel cognitivo debido a que se altera el funcionamiento de los músculos.

Éstos, a su vez, están conectados al cerebro, por lo que el proceso de masticación se codifica de forma diferente y el cerebro asume que no es necesario activar tantas neuronas ya que los músculos no funcionan como antes, lo que provoca deterioro cognitivo.

Cuando masticamos nos concentramos mejor y nos volvemos más agudos, por lo que respondemos más rápido ante los estímulos.

LOS IMPLANTES DENTALES PUEDE SER LA SOLUCIÓN A LA DEGENERACIÓN COGNITIVA puesto que reducen la asimetría al masticar y, por tanto, los desequilibrios que aceleras el deterioro cognitivo.

El tratamiento con implantes es exitoso en un 98% y varios estudios han demostrado que a los 45 años de su colocación los implantes muestran una funcionalidad de aproximadamente un 90%

Fuente: Revista Salud de hoy

A %d blogueros les gusta esto: