Una dieta equilibrada en la infancia es un seguro de por vida

 

Es muy cierto que los alimentos que ingerimos aportan nutrientes al cuerpo, huesos, dientes y encías y ayudan a renovar los tejidos además de combatir infecciones y enfermedades. Los médicos y expertos en nutrición dicen que la infancia es la mejor etapa para desarrollar la mente y el cuerpo en la dirección correcta mediante la adopción de buenos hábitos alimenticios. 

Por ello, el papel de los padres es fundamental en este proceso para fomentar una dieta y un estilo de vida saludables desde edad temprana, porque ayudará a los niños a desarrollar hábitos alimenticios saludables que, a su vez, conducirán a una buena salud bucal.

Una dieta poco saludable y una mala nutrición afectan a los dientes y en consecuencia el crecimiento de las mandíbulas en el desarrollo y durante el curso de la vida. Es muy importante los alimentos proporcionados a los niños durante sus primeros años de vida, pues ayuda en su desarrollo físico y cognitivo.

La dieta desequilibrada que contiene demasiados carbohidratos, azúcar y almidón conduce a dolencias orales como caries y caries dentales, lo que afecta aún más la salud general de los niños.

Las condiciones de salud bucal, las prácticas dietéticas y el estado nutricional y la salud en general son complejas y tienen muchos factores interrelacionados.

Por eso es muy importante detectar, prevenir y tratar la salud bucal cuanto antes para tener buena salud y calidad de vida.

Recuerda, la salud oral es una ventana a la salud y el bienestar en general. Si se descuida, puede afectar al desarrollo de un niño y afectar su autoestima por una mala dentadura, sintiéndose avergonzados e infelices. Una dieta bien equilibrada y nutritiva garantiza una excelente salud bucal 

En las primeras etapas de la vida, una nutrición saludable es de vital importancia. Se debe prestar especial atención a los hábitos alimenticios de los hijos e inculcar opciones de alimentos saludables. Todos los alimentos ricos en calcio, como son la leche baja en grasa, yogur y el queso, verduras de hoja verde, las almendras y otros más que ayudan a promover huesos y dientes fuertes, deben estar presentes en la dieta del niño. También alimentos ricos en fósforo como los huevos, pescado, carne magra y productos lácteos, que son beneficiosos para tener los dientes fuertes. Se debe incluir igualmente la ingesta de alimentos con vitamina C, ya que promueven la salud de las encías.

Se recomienda usar flúor en la cantidad adecuada para ayudar a prevenir las caries. Si se abusa del uso adecuado, se producen manchas marrones. Del mismo modo, la deficiencia de otras vitaminas y minerales puede afectar el desarrollo de los dientes y los huesos provocando deformaciones. 

Para nosotros es fundamental preocuparnos por ti y por todos nosotros. En https://tuimplantedental.es/ligar-chicas-sarral/ estaremos encantados de atenderte. No olvides que es bajo cita previa.  

CONTAMOS CON SELLO OFICIAL DE CLÍNICA SEGURA – COVID FREE
SEGUIMOS TODOS LOS PROTOCOLOS DE IMPLEMENTACIÓN SANITARIA
UA-56307643-1