Alimentación adecuada para tus dientes

 

La alimentación juega un papel importante en el cuidado de los dientes, por eso debes prestar atención a tu dieta.

Existen ciertos alimentos y bebidas que son los principales enemigos para nuestros dientes, como las bebidas gaseosas, bebidas energéticas y las que indican que son elaboradas sin azúcar porque contienen ácidos que atacan directamente el esmalte de los dientes y hacen que los dientes sean más propensos a las caries. Algunos zumos de frutas también pueden ser ácidos.

Lo primero que debes incluir en tu dieta para tener una buena salud bucal, es el consumo abundante de agua potable, ya que la saliva está compuesta de un 99% de agua. También contiene hormonas como la testosterona, el cortisol y la melatonina, minerales como calcio, electrolitos y componentes anti-bacterianos. Todas esas propiedades naturales ayudan a combatir las caries.

Los alimentos azucarados como las galletas, dulces, donas y patatas fritas, también representan un problema, especialmente cuando no se limpian rápidamente de la boca. Estos residuos nutren las bacterias orales que causan las caries y elevan el nivel de acidez en la boca.

Aquí tienes algunos consejos para una alimentación adecuada para tus dientes

1- Consume por lo menos dos litros de agua al día.

2- Come alimentos de cada uno de los cinco grupos:

Cereales: los cereales ayudan a prevenir la periodontitis

Frutas: las frutas contienen vitaminas y propiedades anti-bacterianas que atacan directamente la placa dental (manzana, kiwi, pera, sandía uva, papaya y fresa).

Hortalizas y Verduras: contienen fibra que favorecen en la producción de saliva, se recomiendan las acelgas, espinacas, brocoli, zanahorias, rábano, apio.

Alimentos de proteínas: es recomendable el consumo de granos y pescados

Productos lácteos: Los lácteos como el yogur (sin azúcar), el queso y la leche proporcionan calcio y vitamina D que favorecen en el fortalecimiento de los dientes, los lácteos contienen la proteína
caseina que repara y protege el esmalte dental.

Selecciona una merienda sana que incluya queso, hortalizas crudas, frutas y yogur. Los alimentos que se consumen como parte de una comida causan menos daño a los dientes que merendar durante todo el día, porque se libera más saliva durante una comida.

Tener una dieta sana es significado de cuerpo sano y dientes sanos.

Piensa antes de comer, cepilla tus dientes dos veces al día, utiliza diariamente el hilo dental y visita a tu dentista con regularidad.

A %d blogueros les gusta esto: