Beneficios de los Probióticos Orales

Los Probióticos son bacterias saludables. Son principalmente conocidos por su impacto en la salud digestiva. Pero la investigación está comenzando a mostrar que también pueden ayudar a mantener su boca saludable. Varios estudios sugieren que los probióticos pueden beneficiar su salud bucal.

 

  1. Ayudan a prevenir la placa
  2. Luchan contra el mal aliento
  3. Ayudan en prevención del cáncer oral
  4. Ayudan a manejar los síntomas de la gingivitis.
  5. Disminuyen la inflamación de la enfermedad de las encías.

¿Qué alimentos y suplementos probióticos debería agregar a su dieta?

 

Puede tomar probióticos en forma de alimentos o suplementos. Las mejores fuentes de alimentos incluyen alimentos enriquecidos o fermentados: 

Probióticos

  • Leche Mejorada
  • Yogur
  • Quesos blandos
  • Kéfir
  • Miso
  • Tempeh
  • Kimchi
  • Chucrut
  • Pan de masa fermentada
  • Pepinillos agrios

Algunos médicos y dietistas recomiendan que tome bacterias probióticas con sustancias llamadas prebióticos. Estos son alimentos y suplementos que ayudan a los probióticos a prosperar en sus intestinos. Esto incluye tanto las bacterias saludables que habitan naturalmente los intestinos como otras bacterias probióticas. Los prebióticos son típicamente ricos en fibra:

Prebióticos

  • Ajo crudo
  • Cebollas
  • Hojas de diente de león crudas
  • Plátanos menos maduros
  • Alcachofas
  • Raíz de achicoria
  • Goma de acacia
  • Puerros crudos
  • Espárragos crudos
  • Miel cruda
  • Jícama cruda

¿Hay algún efecto secundario de los probióticos orales? 

Los probióticos son generalmente seguros. Sin embargo, debe evitar tomarlos si tiene un alto riesgo de infección debido a afecciones como el VIH.

Los niños, las personas mayores y las mujeres embarazadas deben evitar tomar altos niveles de probióticos sin hablar primero con su médico. 

Puede encontrar probióticos en formas concentradas como suplementos. Estos pueden ser píldoras, polvos o incluso enjuagues bucales. Los suplementos pueden estar más concentrados que los probióticos que se encuentran en los alimentos.

Las personas con un alto riesgo de infecciones deben tener mucho cuidado al tomar suplementos concentrados. 

No debe exceder la dosis recomendada de probióticos dada por los fabricantes.

Siempre hable con su médico antes de comenzar a tomar suplementos.

A %d blogueros les gusta esto: