Sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un dolor agudo de corta duración como respuesta a estímulos térmicos, químicos, o táctiles.

Cerca de la mitad de la población sufre de sensibilidad dental y puede llegar a desaparecer y volver en cualquier momento. Es una patología frecuente en adultos de entre 25 y 45 años, aunque la edad no influye en ella y puede presentarse a cualquier edad.

La sensibilidad dental se debe a la exposición gradual de la parte más blanda del diente que se encuentra debajo del esmalte dental, denominado “dentina».

En la dentina se encuentran unos tubos pequeños con terminaciones nerviosas que se llenan con líquido. Al comer alimentos y beber bebidas dulces, calientes o frías hacen que el líquido se desplace y las terminaciones nerviosas sufran una reacción. La sensación es como la de un pinchazo con dolor agudo o grave.

Causas de la sensibilidad dental

  • Uso de cepillo dental de cerdas duras.

  • Un fuerte cepillado barriendo de un lado a otro el diente.

  • Un mal uso del blanqueador dental.

  • Una recesión de las encías. Esto es cuando las encías retroceden y pueden dejar las raíces del diente expuestas, y estos tornan a ser más sensibles.

  • El hábito de rechinar los dientes: al tallar los dientes con frecuencia ocasionan que el esmalte se desgaste y haga que los dientes sufran sensibilidad.

  • Enfermedad de las encías.

  • Una erosión dental ocasionada por la pérdida de esmalte. Esto se puede derivar del consumo de sustancias agresivas tales como los refrescos, alimentos ácidos, azúcar, bebidas ácidas…

  • Cuando hay fisuras en los dientes, los alimentos se filtran hasta llegar a la raíz del diente causando dolor, y más cuando la temperatura es extrema

Si sufres de hipersensibilidad de la dentina, puedes ayudar a minimizar su exposición, realizando algunos cambios sencillos en tu rutina diaria de higiene bucodental y en tus hábitos alimenticios.

Solo el dentista es quien puede confirmar si tienes hipersensibilidad de la dentina. Si sufres problemas dentales, consulta siempre a tu dentista.

No olvides visitar a tu dentista. Estaremos encantados de atenderte.

A %d blogueros les gusta esto: